El DISC y el Cambio

Así como las estaciones anuales cambian (verano, otoño, invierno, primavera) … ¿Puedes hacerlo tú?
Cada año las estaciones cambian; el verano acaba de transformarse en otoño, el otoño en invierno.. etc, pero el cambio no es tan previsible ni fácil para muchos de nosotros.

DISC

 

DISC proporciona información de apoyo. Te ayuda a entender cómo reaccionas al cambio y cómo puedes gestionarlo mejor. Clic para tuitear

Extended DISC se centra en tus comportamientos porque puedes adaptarlos para mejorar la situación.
A menudo, la adaptación es breve, temporal y orientada a situaciones concretas. Pero eso no significa que el cambio sea fácil. El cambio puede significar salir de tu zona de confort y esto requiere energía. DISC te ayuda a prepararte prediciendo cómo es probable que reacciones en situaciones de cambio. Puedes decidir si tú reacción natural funciona o si es necesario que te prepares conscientemente. Lo que funciona para uno, puede no funcionar para los demás.

 

El cambio es diferente para los estilos DISC

El cambio también puede ser difícil debido a la incertidumbre. Es incómodo o puede que no lo consideres necesario. Te encuentras en tu zona de confort; todo funciona, así que ¿por qué cambiar?
Por otro lado, puede ser alguien a quien le entusiasme; la idea de algo nuevo es emocionante.

¿Cómo afrontas el cambio?

DISC

El estilo D cree que las cosas no avanzan sin cambio; incluso le gusta el cambio por el cambio mismo. El estilo I, con su optimismo natural, ve el cambio como algo divertido y emocionante. Los estilos S, que prefieren el statu quo, se preguntan por qué es necesario el cambio cuando las cosas funcionan actualmente. Los estilos C quieren información y pruebas que respalden la necesidad del cambio.

 

Los estilos DISC y el cambio

 

Estilos D

Los estilos D son más propensos a aceptar el cambio, viéndolo como una oportunidad para progresar y alcanzar sus objetivos. Competitivos por naturaleza, a los D les gusta ser los primeros y ser pioneros en nuevas formas de hacer las cosas. Tienden a asumir mayores riesgos para conseguir mayores recompensas. Si algo no funciona, prueban impacientemente otra cosa. Para los D, a veces es más importante el destino que el viaje. Necesitan recordar que no siempre se trata de cambiar por cambiar.

Estilos I

Los estilos I son más propensos a ver el mundo con optimismo y esto incluye el cambio. El cambio es emocionante y crea nuevas oportunidades. Su entusiasmo suele ser contagioso. Son capaces de motivar a otros con el cambio. Los estilos I pueden necesitar ir más despacio y examinar los dos lados de las cuestiones.

 

Estilos S

Los estilos S suelen estar asociados a la resistencia al cambio. Prefieren el pasado y el presente, donde tienen rutinas estables y predecibles. El cambio resulta menos cómodo para el estilo S. Son emocionales, aunque no lo expresen abiertamente, por lo que pueden tener reacciones fuertes. El estilo S suele buscar apoyo y dirección cuando se enfrenta al cambio. A veces, los estilos S sólo necesitan hacerlo; para ellos, lo más difícil es empezar.

 

Estilos C

Los estilos C se centran en hacer las cosas correctamente, y eso suele llevar tiempo. Quieren saber por qué tienen que llegar al punto B cuando se les pide que vayan de A a B. Si deciden proceder al punto B, serán sistemáticos y cautelosos. El cambio, especialmente sin datos y razonamientos claros, es ilógico e incómodo. El estilo C debe ser capaz de dejarse llevar y aceptar el cambio; las nuevas ideas pueden generar mejores resultados.

 

Las estaciones cambian… y tú también puedes hacerlo

El DISC le ayuda a identificar sus comportamientos de cambio más cómodos y los que le exigen más energía. Si el cambio no le resulta natural, ¿podría preparar opciones, encontrar apoyo o practicar situaciones de cambio para desarrollarse? Si el cambio es natural, pregúntate si has revisado los dos lados de la cuestión, si es realmente necesario o si simplemente necesitas ir más despacio.
Como las estaciones, sabemos que las cosas cambian. Incluso las personas con más éxito tienen que cambiar a veces. De hecho, las personas con más éxito tienen dos rasgos ideales en común: en primer lugar, son conscientes de sí mismos y, en segundo lugar, tienen la capacidad de adaptarse a la situación. Estas personas son dueñas de sus fortalezas y gestionan sus desafíos. Además, saben cuándo su estilo de comportamiento funciona y cuándo necesitan hacer “ajustes” porque su estilo funcionará… hasta que no lo haga.

Writen by Christina Bowser USA

 

¡Puede cambiar absolutamente! DISC apoya su éxito ayudándole a gestionar mejor el cambio. ¿Estás preparado?


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.